Segundo juicio del “caso Halandri”. Lunes 9 de enero

Recordamos que en la anterior audiencia, que tuvo lugar el 20 de diciembre, se pidió que los acusados permanecieran en cárcel de Koridallos en Atenas, para así facilitar comunicación con sus abogados. Varios miembros de CCF ya se encontraban en Koridallos para presentarse ante los fiscales que los investigan, negandose a la“cita” les programaron. Sin embargo, el 23 de diciembre, sin aviso previo, fueron trasladados a diferentes cárceles del país: Damianos Bolano, Haris Hadzimihelakis y Mihalis Nikolopoulos a Trikala (al llegar allí los intentaron separar y meter en alas distintas pero los compañeros han permanecido firmes y lograron reclamar quedarse en la misma celda los tres), Giorgos Nikolopoulos a Komotini y Christods Tsakalos a Grevena. También dos otros compañeros, Giorgos Polydoros y Theofilos Mavropoulos, junto a Christos Tsakalos, los hermanos Nikolopoulos y Panagiotis Vlastos participaron en el fallado intento de fuga y toma de rehenes, fueron llevados ese mismo día de Koridallos, a Alikarnassos y Malandrinos respectivamente, donde permanecen hasta ahora. Se debe que señalar que ese fue el primer traslado de Theofilos, que desde su arresto permanecía en Koridallos. Hace un par de días los 4 acusados de juicio actual (Damianos Bolano, Christos Tsakalos, Mihalis y Giorgos Nikolopoulos) fueron llevados de vuelta a Koridallos.

Inmediatamente después de que los jueces leyeron los nombres de los testigos de la acusación citados para ésta audiencia, pidió la palabra Mihalis Nikolopoulos. El compañero quería, en nombre de los 4 acusados, leer una declaración respecto a los traslados. En principio el presidente del tribunal intentó no dejar que Mihalis hablase, hasta que éste tuvo que recordar que siendo acusado tiene prioridad de tomar la palabra antes de que lo hagán los abogados de defensa. Sin embargo, el presidente varias veces intentó interrumpir a Mihalis, evidentemente para hacer perderle su coherencia. En vano. Esta es la declaración completa:

“ Este juicio es, como ya lo he dicho antes, un tribunal militar político. Una muy buena prueba de todo esto es la cuestión de traslados. En la última audiencia se pidió, tras nuestros abogados, que se nos deje en la cárcel de Koridallos. Los jueces declararon que no son competentes, esto se ha escrito en las actas, si quieren miren, mientras nosotros fuimos remitidos al fiscal de ejecución de sentencias. Ésto, después de que le hemos presentado desde la cárcel nuestra demanda, nos respondió que es incompetente para tal cosa y que la competencia está en manos del jueces.
Está claro que no se trata de “un caso aislado”. Desde un año ya nos trasladan de una cárcel a otra, se hicieron decenas de traslados. Evidentemente, se hace para aislarnos de manera física y para prevenir que nos comuniquemos entre nosotros. Por ejemplo Giorgos Polydoros, que está dentro desde más o menos 10 meses, ha estado ya en 6 cárceles. Además, desde el inicio de nuestro encierro, nos están metiendo en alas especiales, adonde la mayoría de presos son unos violadores y chivatos. Está claro que lo hacen con el objetivo de aniquilar nuestra ética.
Aclaramos que no estamos pidiendo ninguna clemencia o ningún derecho. Estamos en guerra, en todo caso. Simplemente, nosotros desde el principio hemos dejado claras nuestras intenciones, no las hemos escondido. Hemos asumido nuestras responsabilidades. Ustedes no lo han hecho, en ningún caso. Tienen miedo de decir que en primer lugar están cumpliendo deberes de tribunal militar político, pero están mintiendo también respecto a la cuestión de los traslados. Incompetentes son los jueces, incompetente es el fiscal de ejecución de sentencias…¿Qué pasa, qué ocurre? Yo no puedo entender que ocurre. Evidentemente hay aquí ciertos planteamientos políticos. ¿ De qué tienen miedo ustedes al tenernos 10 días en Koridallos? ¿ Qué htemen que pase si estamos 10 días en Koridallos? ¿Que planteamientos hay? ¿ Quién ha dado la orden? ¿ Tal vez la Unidad Antiterrorista es quién ha dado el orden? Llego la hora en que también ustedes deban asumir sus responsabilidades.”

“En todo caso el juzgado no ha dado ninguna orden” comentó el presidente del tribunal. Luego, preguntó al acusado si tiene la respuesta del fiscal de ejecución de sentencias por escrito. “Nuestra demanda la tenemos en papel” le respondió esta vez Christos Tsakalos “pero hemos recibido sólo la respuesta verbal de parte de alcaide de la cárcel, el cual nos informó que éste fiscal dice no tener competencia y que de hecho la tienen ustedes. Si la cuestión es de tener la respuesta por escrito lo pediremos al alcaide. “
No estoy pidiendo esto” se precipitó decir el presidente del tribunal, así termino esta absurda conversación que él mismo empezó…

A continuación, los abogados de defensa pidieron que se suspenda el juicio por unos pocos días, argumentando la necesidad de comunicarse con sus clientes. El fiscal aceptó inmediatamente y el presidente del tribunal preguntó cuanto tiempo les será suficiente.
El juicio fue suspendido hasta el lunes 16 de enero.

A continuación presentamos la siguiente declaración, extraída del folleto “Inside out” (Dentro fuera) que será editado dentro de poco. Publicado el 31 de diciembre, folleto en griego.

Declaración política de 9 miembros encarcelados de O.R.CCF en marco del juicio de “caso Halandri”

i) La “inocencia” de la víctima y la “culpa” del “cazador”
Para 14 de diciembre fue fijada la fecha del inicio de segundo juicio que lleva el Estado contra la organización anarquista revolucionaria la CCF. Se trata del juicio por el caso de tres ataques de la CCF realizados con artefactos explosivos (casa de viceministro del Orden Público Hinofotis, Ministerio de Macedonia y Tracia, vivienda de la política Louka Katseli), como también por posesión de un otro artefacto explosivo.

El primer juicio por el mismo caso terminó en el verano de 2010. Dos miembros de la CCF, H.Hadzimihelakis y P.Argyrou, fueron condenados a 37 años cada uno, mientras que largas condenas de cárcel fueran infligidas también a los demás acusados, los que que no tenían nada que ver con nuestra organización. Ahora serán juzgados cuatro miembros de la CCF (D.Bolano, G.Nikolopoulos, M.Nikolopoulos y H.Tsakalos) que tenian orden de busqueda y captura cuando se realizaba el primer juicio.

Este juicio es la entrega de una serie de juicios que se realizarán contra nosotros, juicios que están formando un nudo gordiano que la Fiscalía montó para afrontarnos.

Nuestra opinión sobre la justicia ya es conocida. La tenemos escrita por debajo de suelas de los más viejos de nuestros zapatos. Declaramos orgullosamente nuestra “culpa” frente a su sistema.

Somos enemigos de las leyes, del Poder, de la policía, de los juzgados, de las cárceles, de las fronteras, de la explotación y más en general de esa civilización de sumisión y compromiso. Para nosotros no existen inocentes. Existen solamente opciones.

Insurrecto o conformado, guerrillero o súbdito, ser humano o esclavo. Nosotros en esta vida hemos optado por ser lobos y no presas. Por esto os regalamos la “inocencia” de la presa y nos guardamos la “culpa” del cazador.

Con esta idea queremos invertir las reglas de juicios que ellos han planteado. Si tras nuestra desdeñosa ausencia algunos de ellos o si tras nuestra totalmente hostil presencia ahí, tenemos como objetivo causar unos pequeños y grandes cortocircuitos a la maquina judicial. Al trazar nuestra estrategia, como juicio central hemos elegido el juicio por los 14 paquetesa que nuestra organización envió a embajadas y organizaciones policiales y judiciales internacionales. A aquel juicio somos citados los 9 compañeros de la CCF que hemos asumido la pertenencia.

A pesar de todo esto, consideramos que el juicio que empieza el 14 de diciembre tiene también particular importancia y mérito.

ii) Una nueva anarquía dentro de la anarquía

El “caso de Halandri”, como se ha dado conocer por los medios de comunicación de masas, constituye un punto decisivo en la trayectoria de nueva guerrilla urbana.

Para hacer comprensible su importancia, vale la pena remontar a las condiciones y el estado en que se encontraba el corriente anarquista y la guerrilla urbana en aquel período.

Han pasado más o menos 2 años desde que apareció la CCF y más en general la nueva guerrilla urbana anarquista. Bastantes grupos, en Atenas y Tesalónica, actuaban incontrolados, prendiendo fuego a la noche y destruyendo las estructuras del Poder. Ese percal de la difusa guerrilla incendiaria se iba expandiendo también a las ciudades provinciales como Kavala, Hania, Iraklio, etc. En algunos casos, desde luego, los grupos anarquistas de la propaganda del hecho colaboraban una con otra, coordinando series de incendios a nivel nacional. En muchos de los textos-comunicados que acompañaban los ataques, se iba grabando una nueva percepción que puso en la mira su crítica a la inercia social, la pasividad de la gente y su silencio cómplice que permite al Poder determinar nuestras vidas.

Paralelamente, por primera vez en Grecia, las palabras y conceptos como anarco-individualismo, nihilismo y anarquía anti-social se fugaron de la inmovilidad de textos teóricos y buscaron su lugar en los comunicados de la práctica.

Entretanto, la CCF aparte de los ataques incendiarios pasó a estrategia de colocación de artefactos explosivos en iglesias, casas de políticos y ministerios.

Al mismo tiempo, en el proscenio de la práctica revolucionaria apareció de nuevo el método de las ejecuciones políticas que ha emprendido su acción Secta de los Revolucionarios, empezando por la ejecución de un policia de la Unidad Antiterrorista.

Naturalmente, todo eso ocurre en el fondo siendo la revuelta de diciembre de 2008. Las marcas de esta revuelta, hasta si se cicatrizaron tras la reluciente restitución de daños hechos a los escaparates de centros comerciales, eran todavía fuertes grabadas en la conciencia y en el corazón de decenas de compañeros jóvenes que como su “domicilio fijo” eligieron los disturbios. Era exactamente el momento en que la posibilidad de crear y organizar cada vez más y más autónomos grupos de acción anarquistas constituyó una apuesta central para muchos compañeros de nueva guerrilla urbana.

iii) Operación antiterrorista “Halandri”

Aquel período ha elegido el Estado con su policía para golpear. Eran finales de septiembre de 2009 cuando se montó la operación de Unidad Antiterrorista de asalto a la casa de nuestro compañero en Halandri. Una operación a que se iba “anunciando” ya desde el verano de aquel año en unos largos reportajes televisivos y publicaciones en los diarios, que luego hablaron sobre “golpe en el corazón del neo-terrorismo”.

Lo que siguió fue un festejo policial, una pasarela de encapuchados de EKAM y de Unidad Aniterrorista paseándose delante de cámaras de la tele y llevando a los juzgados compañeros esposados, como también a otras personas que no tenían nada que ver, que tuvieron mala suerte de mantener relaciones sociales con algunos de los detenidos.

Paralelamente, las autoridades persecutorias sacaron ordenes de buscqueda y captura contra algunas personas más (cinco de los cuales son miembros de CCF) mientras que los jefes de policía, y también dirigentes políticos, congratulaban uno al otro por su “éxito”.

Los arrestos y ordenes de captura fortalecían todavía más el dogma de seguridad que jugó entonces un papel de “inversión” en la pre-electoral política de aquel período, ya que dentro de poco se iban a realizar elecciones.

Igualmente, la emisión de ordenes de captura contra gente automáticamente se encontraron en condición de ser buscados, conectado con los hechos como pretexto, arrestos de personas que simplemente han pasado por la casa de Halandri, la policía los consideró como una garantía de que serán frenadas las actividades de las demás células de la CCF, pero también de la nueva guerrilla urbana en general.

Se esperaba que la propaganda del miedo y la creación de un fuerte clima policial y estatal de desconfianza y sospecha van a prosperar y producir esperados frutos. Su aspiración era que sus walkie-talkies se queden callados y que se acabe no sólo con la CCF, pero con todo el fenómeno de difusa guerrilla anarquista.

iv) De las cenizas a reavivar el fuego

Pero las leyes son hechas para violarlas y los cálculos para contradecirles.

Diez días después de la operación antiterrorista en Halandri, la CCF demuestra que aquellos que se apresuraban para celebrar su misa de difuntos se van a quedar muy engañados.

Compañeros de la CCF se introdujeron indebidamente en la concentración pre-electoral de decenas de miles de ovejas-votantes, en el discurso del anterior presidente K.Karamanlis y colocaron un artefacto explosivo a 50 metros de la tribuna central. El artefacto explosionó, causando tanto daños materiales como también la herida moral a la propaganda que hablaba entonces sobre “desarticulación de neo-terrorismo”. El discurso del presidente tuvo bastante atraso. Era como si la CCF de manera provocativa ha dicho “¡Presente!” en ese nuevo percal que iba tomando forma.

La CCF fue la primera organización en Grecia que después de recibir un golpe represivo y mientras que gran número de sus miembros pasó a clandestinidad o quedó detenido, no ha suspendido ni por un momento su acción. Al contrario: mantuvo sus fundamentos y desde luego avanzó en su práctica, empezando a colocar artefactos explosivos de gran potencia.

La continuación ya es conocida. A los sucesivos ataques de la CCF se seguía respondiendo con más detenciones, represalias tomadas contra personas que nada tenían que ver con la organización (Antigoni H., Nikos V., Nikos M., etc.).

Si, especialmente al inicio, tan descarada era la vengatividad de Unidad Antiterrorista, que en su perplejidad hizo unos evidentes errores legales, hasta para ellos mismos. No es casual que algunos de los detenidos por la CCF ni siquiera fueron citados al juicio, ya que era objetivamente comprensible que se trata de gente no relacionada. Además, es característico el arresto de hinchas de AEK realizado en la zona Kallithea de Atenas, incluyendo la madre de uno de ellos, que en principio fue presentada como “un nuevo éxito de la Unidad Antiterrorista”, mientras que a los detenidos se les bautizó “miembros de la CCF”. Muy rápido se ha comprobado la ridiculez de ese caso y les dejaron en libertad.

v) La memoria conlleva la perspectiva

Para llamar, sin embargo, las cosas por su nombre, sin rehuidas pero también sin derrotismo, la verdad es que la mayoría de grupos y los compañeros de nueva guerrilla urbana no se mostraron capaces de elaborar esa situación y trazar una estrategia ofensiva.

Con excepción, naturalmente, de ciertas minorías COMPAÑERISTAS, sucedió algo contrario: mucha gente se ha retirado y dejó que el miedo de la represión les determine. Como resultado muchos grupos desaparecieron de la arena de “una interminable e insurrecta noche” a cual han promulgado en sus comunicados.

Por otra parte, si que hay un importante tesoro de experiencia. Hay experiencia práctica, hay conocidos errores, hay auto-crítica, hay memoria por tanto también la perspectiva.

Esto que se inició hace 4 años en Grecia ahora se va esparciendo a nivel internacional. Una internacional red conspirativa que apoya y promueve a los principios y valores de Federación Anarquista Informal (FAI)-Frente Revolucionario Internacional (FRI) se extiende por las metrópolis del mundo. Nuevas células de la CCF son montadas por anarquistas de acción y del fuego en Grecia, en México, en Holanda, en Rusia…

El Estado quería tras nuestras detenciones ponen fin a un imprevisible proyecto que arrancó con el surgimiento de la nueva guerrilla urbana.

Ahora, los juicios contra nosotros, con sus sentencias tienen ambición de oficialmente pasar en limpio el epilogo de una historia que no esta dispuesta a acabarse.

Algo es cierto. Aún no se ha dicho lo que era para decir y indudablemente faltan todavía muchos hechos.

Todos nosotros, los compañeros que tomamos parte en el vagabundeo de realizar la anarquía tras la CCF, hemos declarado con orgullo que es un honor participar en el proyecto de Conspiración. Por esto hemos asumido la responsabilidad política despreciando todas las consecuencias y los años de cárcel que nos “costará” esa decisión. Porque existen cosas más importantes de una libertad mutilada que presupone venderse a uno mismo y arrepentirse de opciones que determinan nuestra vida. En ningún despacho de interrogador y en ningún juzgado van a sacar de nosotros ni la más pequeña palabra de arrepentimiento. Lo que recibirán será nuestra extrema hostilidad hacia el sistema y sus dignatarios.

Obviamente no nos inspira la lógica de “santo martirio” que precisa “héroes” que se sacrifiquen para la revolución. Al contrario: sabemos que un anarquista guerrillero urbano libre es mucho más útil para la promulgación de la revolución anarquista que uno que está encarcelado.

Simplemente, a partir del momento en que nos hemos encontrado capturados en los manos del Estado, tras asumir la pertenencia y tras nuestra postura tanto en la cárcel como en los juzgados, tenemos como objetivo lanzar de nuevo la apuesta de guerrilla urbana anarquista a la batalla. A una batalla que nunca terminó.

Vamos otra vez desde el principio. El juicio del “caso Halandri” es nuestro propio regreso al inicio, a nuestro punto de partida.
Necesitamos este punto para re-empezar con más fuerza, más decididos, de manera más colectiva.
Esperando los días en que afrontaremos a nuestros perseguidores hacemos planes, hacemos nuestra auto-crítica, debatimos, pensamos y preparamos nuevos desafíos en nuestra ininterrumpida guerra con el Poder.

“Jueces miserable que os escondáis detrás de vuestros trajes bien planchados,
vemos claramente quién sois.
Mezquinos, acomplejados y desgraciados hombrecitos
que por su boca vomitan años de cárcel.
Pero en el mismo tiempo en que estáis recitando las acusaciones,
nuestra mente viaja libre e insumisa.
Viaja a encuentros secretos, a planteamientos de ataques,
a escondites de armas, a páginas de libros, a risas,
a desilusiones, a placeres y tristezas.
Viaja a cada rincón de la Tierra en que florece
el rechazo del Poder y viven los anarquistas de acción.
Viaja, evoca y espera, una mirada, una reflexión, un ruido, un momento.
El momento en que todo se derrumbe a causa
de sucesivas explosiones y las reglas se invierten.
En aquel momento se juzgará a los jueces
y a los guardianes se los tendrá que proteger.
Tales momentos, tenéis que saberlo, están siempre entre ambos de nuestros
Manos…”

VIVA LA CCF-VIVA LA FEDERACIÓN ANARQUISTA INFORMAL (FAI)-FRENTE REVOLUCIONARIO INTERNACIONAL (FRI)

Los encarcelados miembros de CCF:
Olga Ikonomidou
Mihalis Nikolopoulos
Giorgos Nikolopoulos
Christos Tsakalos
Gerasimos Tsakalos
Panagiotis Argyrou
Damianos Bolano
Giorgos Polydoros
Haris Hadzimihelakis

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s